TESTIMONIOS

13 febrero 2021

TESTIMONIOS

El método Suzuki de la Escuela Musícate utilizado por Lucinda con los niños, desde muy pequeños, es una oportunidad única para ellos de aprender a tocar el piano. Los niños aprenden a su ritmo, con humildad, bajo la atenta mirada del papá y mamá y Lucinda, con la que establecen un vínculo especial desde el primer momento. Mi hijo comenzó con 3 años y más allá de la satisfacción por la enseñanza recibida, podemos hablar de los muchos momentos de alegría y felicidad que hemos sentido junto a esta gran maestra de la música.
(Elena Cubera, mamá de Miguel).

En Musícate utilizan una forma segura, rápida, eficaz y amena para tocar el piano, el método Suzuki da importancia al sentimiento humano, una enseñanza desde el corazón, con el cariño a sus alumnos de su profesora Lucinda Lucena.
(Nieves Martínez, mamá de David).

Pues… Es una academia del futuro. Siento que todo lo que estamos viviendo nos lleva a evolucionar a una sociedad de paz, armonía, belleza y Amor. Y, como siempre, ha habido gente adelantada a su tiempo, que ya logra vivir en el Amor y educar desde el Amor. Lucinda es un ejemplo. Conecta maravillosamente bien con nuestros hijos porque, como su nombre indica, es una Luz Linda que nos guía con su testimonio y buen hacer hacia esa sociedad futura basada en el amor que todos somos pero aún no logramos sentir.
Gracias, alma bella, por todo el amor que das a nuestros hijos!!
(Helena García, mamá de África).

Comenzamos esta experiencia con el método Suzuki con poca información sobre el mismo. Nos habíamos informado pero realmente no sabíamos bien de qué trataba. Pero, ¿por qué no probar si la niña quería aprender piano? La incertidumbre provocó que el primer día que asistimos a la escuela Musícate y Lucinda me empezó a explicar un poco todo cómo funcionaba, yo pensé: “¿se habrá equivocado y pensará que la que quiero aprender soy yo?”. Todo era nuevo, partíamos de cero, pero según íbamos asistiendo todo iba recobrando sentido. Lo que parecían aprendizajes aislados se correspondían con futuros progresos. Mi hija, muy activa, los primeros días se aburría porque ella ya quería tocar desde el primer día una canción, pero a medida que va viendo su rápido progreso, ella misma intenta mejorarlo sin necesidad de tener que forzar nada.
Es un aprendizaje muy natural, basado en un modelo que le va guiando (en la clase con Lucinda y en casa con nosotros, sus padres). Yo no me quise precipitar a comprarle un piano a la niña para practicar en casa, ya que no sabía realmente si iba a ser un capricho pasajero o podría mantenerse en el tiempo. Pero a día de hoy puedo decir que la adquisición ha sido positiva, ya que ella misma cuando tiene un ratito libre en el día se va a practicar piano, así como a “innovar canciones”.
¿Y qué decir de la “seño”? Pues solo podría adjudicarle buenos adjetivos pero el que más se corresponde es empática y comprensiva. Se ajusta muy bien cada niño, conociendo sus necesidades y su forma de ser, respetando el ritmo de aprendizaje de cada niño y tratándolos siempre de forma cariñosa y educada. En resumen, es una “seño” muy profesional.
(Rocío Bueno, mamá de Celeste).

En mi caso no elegí el instrumento, ni la escuela, elegí a la profesora, la persona que estaría con mis hijos y les enseñaría el amor a la música. Luego vino el piano y después Musícate, un gran sueño que se hizo realidad. Gracias Lucinda por tu gran dedicación.
(Teresa White, mamá de Lucas).

En nuestro caso, hace muchos años que nos conocemos, elegimos a la persona, distinta, poco común, con un carisma especial y que trasmite valores difíciles de encontrar hoy en día.
Su amor a la música y la pasión con la que hace cualquier cosa, fueron motivos para elegirla en la educación de nuestros hijos. A día de hoy, el desarrollo a nivel musical, cultural y emocional, en nuestros hijos y en especial en Lucas, ha sido increíble.
Gracias por ser como eres, no cambies nunca.
(Juan Antonio “Cuco” Real, papá de Lucas).

Me llamo Armando y soy el papá de Mencía, una niña de 8 años.
En nuestra familia no hay tradición musical de ningún tipo, fue Mencía la que quería aprender a tocar el piano por iniciativa propia, por lo que la elección del método Suzuki se basó en las informaciones que fuimos buscando y que nos llevó a contactar con Lucinda, nuestra actual profe.
Del método Suzuki lo que más me gusta es que los padres somos parte activa del aprendizaje, pues participamos en las clases con ellos y una vez cada quince días nos juntamos con otras familias en las clases colectivas, que nos enriquece tanto en el plano musical como humano.
Después de 3 años trabajando con Lucinda, puedo decir que se ha convertido para nosotros en una potente herramienta de aprendizaje, crecimiento y desarrollo humano.
(Armando Río- Miranda, papá de Mencía).

Clases con cariño, empatía y la disposición para cualquier duda hacen que se asimile todo mejor por parte de los chicos.
(José María Granado, papá de María).

Nuestra experiencia en la academia Musícate con la técnica Suzuki y en especial con Lucinda, su directora, ha superado todas nuestras expectativas. El desarrollo musical es un proceso por el cual una idea musical se comunica en el curso de una composición, en la academia de Lucinda nuestros niños aprenden conceptos y habilidades en el contexto de la música, en vez de practicar ejercicios técnicos. Adicional a todas las ventajas del Método, ellos han desarrollado otros valores en su crecimiento personal, como el sentido de la responsabilidad, el orden, la organización, el dinamismo, la puntualidad. Por otra parte las clases grupales son un acierto, dado que en ellas se refuerza el concepto del trabajo en equipo, el respeto y la tolerancia hacia los demás.
Para concluir solo resta agradecer a Lucinda por todo su esfuerzo y dedicación.
(Familia López Ávila).

Nos enteramos por casualidad de que en Plasencia había una academia de piano que ofrecía el método Suzuki y rápidamente nos pusimos en marcha para apuntar a nuestro hijo a sus clases. Guillermo lleva desde los cuatro años recibiendo no sólo un método de piano sino todo un método holístico que Lucinda le enseña con gran maestría y conocimiento. Nuestro hijo ha mostrado un enorme cambio, no solo a nivel musical sino a nivel personal dejando atrás algunas dificultades que venía arrastrando. Desde aquí queremos dar las gracias a esa gran profesional que lleva las riendas de la gran familia Suzuki en Plasencia al mando de Musícate, eternamente GRACIAS…
(Nuria y Rodrigo, papás de Guillermo).

Lucinda es una gran pianista y una gran profesional de la enseñanza musical. Su forma de acercar la música a los más pequeños es cercana, empática, paciente y amable, siguiendo sus ritmos y confiando en sus capacidades. En general, el método Suzuki es increíble, la forma de abordar el aprendizaje me ha cambiado totalmente la perspectiva. Creo que tenemos una gran suerte de poder acceder a él, gracias a Lucinda, en Plasencia.
(Irene García, mamá de Daniel).

Musícate no es la típica escuela de música, es una escuela donde aprendes un camino de acompañamiento en el aprendizaje de tu hij@. Disfrutas de cada nota, de cada nueva canción, vives la evolución del niñ@ como si fuera tuya. Además de ser una escuela donde se fomenta el compartir en las clases colectivas. Gracias Lucinda por agarrarnos de la mano en este camino tan bonito.
(Pilar Bueno, mamá de Lucía).

Musícate es un sitio donde encontrarte con la música, guiado por una persona maravillosa y empática con los niños.
(Neli Becerro, mamá de Carmen).